Cumbre del Clima de París: ante una oportunidad única para frenar el cambio climático


2 diciembre 2015 0 comentarios Blog

Cada año sufrimos con mayor crudeza las consecuencias del cambio climático: inundaciones, sequías, tormentas, olas de calor y demás catástrofes naturales golpean sin piedad un planeta debilitado. El calentamiento global ya no es un asunto del futuro. El riesgo es una realidad y se ha convertido en una prioridad para todos los gobiernos. Representantes de 195 países se reúnen en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre con el objetivo de lograr un acuerdo global.

Como apuntan en www.rtve.es, “actualmente, el país más contaminante con diferencia es China, que emite él solo la cuarta parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (25,3%). Le sigue Estados Unidos, con un 14,4% de las emisiones totales. La Unión Europea (10,2%) ocupa la tercera posición. Aunque por debajo, preocupa especialmente el cuarto país emisor: India, con casi un 7% de las emisiones totales. Su crecimiento económico y demográfico (sin olvidar su pobreza) hacen de él un candidato muy firme a ocupar los primeros puestos. Rusia (5,4%), Japón (3,1%), Brasil (2,3%), Indonesia (1,8%), México (1,7%) e Irán (1,65%) son los siguientes”.

Si bien la responsabilidad afecta a todos los países, estos datos muestran las potencias que tienen un peso mayor y, por tanto, más capacidad de revertir la situación más rápidamente. El objetivo es “que la temperatura media del planeta aumente en 2ºC como máximo a finales de siglo”. Aunque los estudios apuntan que si seguimos en la misma progresión, la temperatura subiría hasta 3.5ºC.

El panorama es preocupante. Es urgente tomar medidas desde ya. Pero no todo es pesimismo. En la Cumbre de París se respira una atmósfera de acuerdo. Estados Unidos y China, los dos principales emisores de gases contaminantes, comparten la misma opinión: una economía verde es la única solución. Por primera vez en mucho tiempo, estas dos súper potencias asumen sus papeles protagonistas en el asunto y se comprometen a tomar acciones de peso. Importantes gestos por parte del presidente estadounidense Barack Obama y su homólogo chino, Xi Jimping, que auguran acuerdos positivos.

En cuanto a las soluciones, hay 3 palabras que se escuchan repetidamente en los medios: mitigación, adaptación y descarbonización.

  •  Mitigación: medidas para reducir emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Adaptación: transformar las economías actuales en economías energéticamente sostenibles.
  • Descarbonización: buscar alternativas verdes a los combustibles fósiles.

Conocemos cuáles son las medidas necesarias para frenar el calentamiento global. Disponemos de las herramientas. La sociedad está cada vez más concienciada. Pero se necesita que las palabras se transformen en acciones. Como indica Mar Asunción, Responsable de Clima y Energía de WWF España: ‘El acuerdo global en París será realmente importante en el mundo real si es que logra acelerar la transformación que ya está teniendo lugar hacia un modelo energético eficiente y renovable gracias a los compromisos realizados por empresas líderes, y las acciones llevadas a cabo por ciudades, comunidades e individuos’.

En anteriores cumbres, hemos asistido a reuniones infinitas que han fracasado, sin acuerdos ambiciosos. En esta ocasión, existe un clima de entendimiento político. Además, la tecnología ha avanzado mucho en los últimos años abaratando las alternativas. Las energías renovables ya son una posibilidad realizable y factible. Depende de nosotros parar el cambio climático, controlar los gases contaminantes y reconstruir el equilibrio natural. Toca actuar.

Share Button

Deja un comentario

Back to top